jueves, 13 de mayo de 2010

Una cosa extraordinaria de la vida...

Una gran persona me recordó hace poco que cuando no sabes decir lo que es una cosa, a veces, puedes decir lo que no es... y otra gran persona me hizo descubrir también hace poco a esta tercera gran persona...



P.D.: da la casualidad de que estas tres personas son tres mujerazas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada